El cantante y compositor gaditano hizo sold out este pasado domingo 22 de enero en Madrid en la Sala La Paqui, donde presentó su segundo show de este 2023

Con el tema Háblame Bajito marcó el inicio del primer bloque del concierto. La sala se contagió de la emoción del público por ver al renovado Abraham Mateo; quien salía al escenario con su flow tan característico, teletransportándonos cinco años atrás a su sensual single y colaboración con los cantantes estadounidenses Austin Mahone y 50 Cent.

Tras cantar Loco Enamorado y ¿Qué ha pasao’?, dos de sus antiguos éxitos, dio paso a sus canciones más recientes y con las que se ha permitido abrir una puerta a una nueva etapa con un estilo totalmente diferente y alejado de la imagen juvenil y sensiblera que los más críticos insisten en asociarle. El artista continuó con Repetíamos, con un ritmo más tranquilo y con la que bajó algunas pulsaciones, y Vamos Que Nos Vamos, muy rompedora; fusionandola con los éxitos de Punto 40 de Rauw Alejandro y la nueva BZRP Session de Shakira.

Al final del concierto también presentaría Me Encantaría, su última colaboración con la artista mexicana Belinda; Quiero Decirte, el single más pop con su gran amiga y artista Ana Mena y que, después de ocho meses desde su lanzamiento, continua en los primeros puestos de las listas de éxitos de nuestro país; y La Idea, apenas estrenada hace dos semanas y con la que Abraham nos cuenta cómo vivió su última ruptura sentimental.

No faltaron las sorpresas. Junto al cantante alicantino Daviles de Novelda, cantó en primicia la que será su próxima canción, Te Miro A La Cara, aunque en sus perfiles de TikTok ambos ya mostraron hace días un fragmento. El grupo Lérica tampoco quiso perderse esta noche y cantaron tres canciones: Pegamos Tela, Son de Amores y Espinita Clavá. Incluso Michael Jackson revivió en la piel del imitador profesional Adrián Álvarez para mostrarnos sus míticos pasos del baile de la difunta estrella internacional.

Si hay algo que caracteriza a Abraham Mateo es su persistencia y así lo demostró cantando con las manos esposadas y con una bata de boxeador Sigo A Lo Mío, un grito contra el acoso y contra todos aquellos que intentaron arruinar su carrera: «Me quisieron pisotear y yo sigo a lo mío». Bien orgulloso, no se olvidó de cantar una versión actualizada de Señorita, canción con la que comenzó toda su carrera profesional y con la que puso el broche final a esta noche haciendo vibrar a toda la sala; tampoco se olvidó de Mi Vecina, Aunque Estés Con Él o Se Acabó El Amor.

Aún no ha confirmado más fechas de lo que podría ser su nueva gira, pero sus dos primeros conciertos de este 2023 en Barcelona y Madrid han sido todo un éxito de ventas, ambos completos, donde ha conseguido exhibir su imagen más renovada y luchadora. Un Abraham Mateo que queda a años luz de aquel joven al que siempre asociábamos con una gorra.

Por Lucía Núñez

Soy Lucía, una estudiante madrileña del doble grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid. Me gusta ver la vida a través de las letras: disfruto leyendo y escribiendo, y en mi tiempo libre suelo publicar en mi perfil de Instagram (@lnd_jdom) reseñas de mis lecturas. Toda esta faceta literaria va de la mano de la música, otro de los componentes cruciales en mi vida: muchos artistas de diversos géneros me acompañarán en mi carrera periodística.

Deja un comentario