Al más puro estilo navideño, Netflix estrenó, el pasado 24 de diciembre, «A 1.000 Km de la Navidad». Una comedia romántica española que se ha situado entre las diez películas más vistas de la plataforma. La primera que recrea la navidad en carne y hueso.

Una empresa dedicada a las auditorias celebra su cena de navidad, pero uno de sus empleados decide irse pronto de la cena, odia la navidad y todo lo que envuelve a esta fecha. Mientras planea un viaje al caribe “a 1.000 Km de la Navidad”, su jefe le destina a un pueblo antes de marcharse para auditar la petición del dueño de la empresa familiar. Cuando llega se da cuenta de que el pueblo vive por y para la Navidad y, por si fuera poco, la empresa a la que debe auditar se llama “La Navideña”, dedicada al turrón artesanal. Su poco espíritu navideño le hará pasar varias malas jugadas en el pueblo, hasta el punto de convertirse en “El Grinch”. Sin embargo, cuando consigue realmente concebir el verdadero sentir de la Navidad, su percepción cambiará.

Los protagonistas de este largometraje son Tamar Novas como Raúl y Andrea Ros como Paula; acompañados de rostros conocidos como los de Peter Vives, Joaquín Climent, Santi Ugalde y, con una mención especial, la actriz Verónica Forqué, recientemente fallecida.

Una película perfecta para ver en fechas navideñas y para disfrutar junto a la familia. Entretenida y divertida, muestra cuál es el verdadero espíritu en estas fechas tan especiales.

 

Por Ch Newes