El 1 de abril llega a Amazon Prime Video la segunda temporada de “El Internado: Las Cumbres”, que continúa mostrando una versión más oscura que su predecesora.

El Internado: Las Cumbres llegó como una apuesta segura a Amazon Prime Video, y la plataforma no se equivocó. A solo una semana del estreno de su primera temporada, se anunció la renovación de la serie.

En esta segunda temporada las apuestas están más altas, se espera que los misterios siguen aflorando interés en los espectadores y que sus nuevos personajes causen furor. Tanto es así, que antes de su estreno ya se ha confirmado que habrá una tercera temporada. De esta manera, El Internado: Las Cumbres se ha convertido en la producción española original de Amazon con mayor número de temporadas.

Todo en su lugar

La segunda temporada de El Internado: Las cumbres sabe como captar la atención del público, y es que el final de cada capítulo hace que quieras ver el próximo. A pesar de ser una trama de misterio, su ritmo es bastante más directo y ágil que su predecesora de la Laguna Negra. Esta tendencia que parece destacar en la serie hace que sea una más sencilla de ver que otras producciones del mismo género.

Por su parte, la serie ha evolucionado positivamente hacia una trama que se adentra de lleno en el misterio; pero, sobre todo, ha relegado a un segundo plano los problemas entre alumnos. Si bien es cierto, la segunda temporada sigue dando visibilidad al colectivo LGTB, e introduce otras problemáticas como el abuso de sustancias.

Fuente: Amazon Prime Video

Parece ser que esta segunda temporada los productores y guionistas han conseguido perfeccionar la serie, cambiando un poco su esencia. Esta vez, el internado no le da tanta relevancia al terror, dando paso a una trama más centrada en el misterio y, por supuesto, menos oscura. Todavía quedan muchas incógnitas por resolver, pero los creadores han sabido darle al espectador la suficiente información para mantenerle atrapado y expectante. Lo que está claro es que el final de la temporada da pie a una nueva.

Los personajes como punto clave

Si en la primera temporada no se hacía una introspección de los personajes, alejando al espectador de sentir cualquier atisbo de empatía; esta nueva trama dejará explorar más a fondo su pasado, para entender el origen del misterio que se esconde en los pasillos del internado.

Joel Bosqued (León), Ramiro Blas (Darío), Albert Salazar (Paul) y Claudia Riera (Inés) son los personajes que más crecen respecto a la primera temporada. Parecía complicado que León y Darío aportarán una de las mejoras clave de esta segunda temporada por su tenue protagonismo al principio de la historia, sin embargo, su aportación ha terminado siendo esencial. Por ello, hay que reconocer el mérito a los guionistas que dejan explorar en mayor profundidad a estos personajes.

La serie perdió la presencia de Alberto Amarillo (Elías) y Francisca Aronsson (Rita), pero ha introducido nuevas caras que compensan su ausencia. La incorporación de Clara Galle ha sido un acierto, quien ha demostrado con creces que el cambio de repertorio no supone un reto para ella. La actriz muestra su versión más oscura, que contrasta con su papel dulce y alegre en la exitosa película A través de mi ventana. Sin embargo, Clara Galle no es la única que se ha sumado al reparto, también se han unido Irene Anula, Nicolás Cazale, Annick Weerts y Alberto Berzal.

Clara Galle como Eva. Fuente: Amazon Prime Video

En conclusión

El internado: Las Cumbres empieza a hacer honor a la ambiciosa producción que se esperaba por parte de Amazon Prime Video. Los personajes son el punto álgido en esta nueva temporada, quienes dejan ver tanto el talento como actores, como empatizar con ellos de una forma más directa. Sin embargo, se explota poco el talento de actrices como Daniela Rubio (Adele), quien hace un papel cada vez más impecable. 

La serie de Amazon tiene las expectativas muy altas, consecuencia de su predecesora, El Internado: Laguna Negra, con la que cada vez aguarda más similitudes, pequeños detalles que solo son perceptibles para los más observadores. Lo que está claro es que la trama se está redirigiéndose por un buen camino hacia el éxito. Ahora, únicamente, cabe esperar que la tercera temporada siga marcando la diferencia positivamente y sepa mantener a los espectadores con el mismo interés que deja esta última tanda de episodios.

Deja un comentario