La selección femenina de fútbol en pie de guerra

15 jugadoras renuncian a jugar para el combinado nacional si el actual seleccionador Jorge Vilda mantiene su cargo

En la noche de ayer saltaba la noticia de que 15 futbolistas habrían enviado correos electrónicos presentando su renuncia, alegando problemas de salud mental provocados por la presencia del actual entrenador. La RFEF contestó a estos e-mails a través de un comunicado de prensa, dejando declaraciones como “La federación contará únicamente con futbolistas comprometidas, aunque tenga que jugar con juveniles” dejando entrever que la figura del seleccionador no se toca.

Si alguno está puesto en el mundo del fútbol sabe que si no hay resultados el que suele pagar es el entrenador, sin embargo en la selección femenina las cosas van diferentes. Y es que desde su creación el combinado nacional solo ha contado con 3 entrenadores, cosa que por ejemplo dista mucho de la masculina en la que en 30 años han pasado 10 entrenadores, siendo Vicente del Bosque el entrenador que más tiempo se mantuvo en el banquillo. En el equipo nacional femenino parece que los fracasos no son culpa de los entrenadores y esto lo vemos en el caso de Nacho Quereda, que gracias a su amigo y presidente de la federación, Ángel María Villar, obtuvo ese cargo sin experiencia en los banquillos y durante 27 años tan solo cosechó fracasos y malos tratos a sus jugadoras.

¿Sé imaginan un entrenador 27 años al frente de un equipo, sin lograr resultados? Eso no sería posible sin una federación cómplice que tan solo accedió a destituirlo cuando sus jugadoras el 31 de Julio de 2015 se plantaron tras una pésima actuación en el mundial de Canadá 2015.

Volviendo al presente, Jorge Vilda llegó al banquillo sin experiencia tan solo por la recomendación de su padre Ángel Vilda, lleva 7 años con la que es sin duda la mejor generación del fútbol español pero aún así nunca consiguen pasar de cuartos de final. Las que juegan son las jugadoras y en ellas está el conseguir o no títulos, el banquillo es ese director de orquesta que ordena a la banda, pero en el caso de la selección, tenemos los mejores músicos pero el director de una charanga.

Con todo esto la RFEF con Rubiales a la cabeza, demuestra una vez más que el fútbol femenino no les interesa lo más mínimo. Solo hay que recordar que tan solo hace una semana las árbitras de la Liga F convocaron una huelga por su escaso salario, sumado a las huelgas anteriores de jugadoras por el desprecio a la competición y ahora esta revuelta en el seno de la selección, solo deja una opción a la RFEF que es empezar a tomarse enserio el fútbol femenino.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: