Un muy buen Real Madrid vuelve a ser líder de La Liga Santander tras imponerse 3-1 en el clásico ante el FC Barcelona

Ambos equipos llegaban al clásico tras un empate en la jornada de Champions League, que afectó de diferente manera a cada equipo. El Barça llegaba dolido por el empate 3-3 cosechado ante el Inter de Milán, complicándose así su pase a octavos de final, mientras que el Real Madrid, conseguía un valioso punto contra el Shakhtar Donetsk, confirmando así su pase a la siguiente ronda.

Ancelotti apostó por su once de gala, exceptuando al lesionado Courtois, quien no pudo llegar a este partido, siendo el sustituto de este Lunin. Xavi, por su parte, apostaría por Frenkie de Jong en el medio del campo sustituyendo a Gavi, y también situó en la defensa a Koundé, quien se incorporaba tras una lesión.

El partido en el Santiago Bernabéu comenzaría con un Real Madrid dominador, algo que no se suele ver en muchos clásicos, donde sus jugadores del medio del campo iban a ser los responsables de gobernar la primera parte. El buen comienzo de encuentro del conjunto merengue, hizo que la primera llegada acabase con gol en el minuto 12 de Karim Benzema, que no marcaba desde el partido contra el Espanyol. La jugada del gol venía de una buena carrera de Toni Kroos, quien filtraba un gran pase a Vinicius Jr, aunque este no pudo resolver ante Ter Stegen, pero el rechace le cayó al capitán del Real Madrid y finalizaba con gol la jugada. Con este gol, Ter Stegen frenó su récord de imbatibilidad con 636 minutos sin encajar gol.

El partido iba a continuar en la misma dinámica, con un Real Madrid muy serio y contundente que iba a conseguir doblegar la ventaja en el marcador con un zapatazo desde fuera del área en el minuto 35 de Fede Valverde. La jugada vino de un fallo en la defensa blaugrana, donde Eric García no acertó en el despeje y el balón le quedó a Vinicius Jr, que esperó a la llegada de sus compañeros en segunda línea para que así Ferland Mendy asistiera a Valverde. Mientras tanto, el Barça, solo había conseguido llegar una vez al área rival, que acabó con un disparo centrado de Raphinha, directamente a las manos de Lunin. El Real Madrid llegaba así al descanso con un resultado de 2-0 favorable en el marcador.

En el inicio de la segunda parte, el Barça, consciente de que necesitaban mejorar el juego, era quien tomaba las riendas del partido, aunque quien iba a disfrutar de las mejores ocasiones iba a seguir siendo el equipo local, con un gol anulado a Karim Benzema por un fuera de juego anterior. Aún así, el conjunto blanco no conseguía aumentar la distancia en el marcador, y Xavi gastó todos los cambios posibles introduciendo en el terreno de juego a Ansu Fati, Ferrán, Kessié, Jordi Alba y Gavi. Con estos cambios el Barça se acercó más a la portería defendida por Lunin, y en el minuto 83, tras una gran jugada de Ansu Fati por la banda izquierda, conseguirían reducir la ventaja con un gol de Ferrán.

Tras este gol, el Barça intentó venirse arriba, pero un contraataque del Real Madrid dirigido por Rodrygo, que había entrado al encuentro en los últimos minutos junto a Camavinga, Asensio y Rudiger, iba a terminar en un penalti señalado por el árbitro Sánchez Martínez, quien tuvo que ir a comprobarlo al monitor. El responsable de lanzar el penalti sería el mismo que lo cometió, Rodrygo, sentenciando el partido con un resultado final de 3-1 en el marcador.

Con esta victoria del Real Madrid en casa ante el FC Barcelona, el equipo de Ancelotti consigue recuperar el liderato y colocarse así tres puntos por encima del Barça.

Por jaimegg13

Deja un comentario