La noche del sábado, Macaco dio comienzo a su gira en un concierto donde la conexión entre el público y el artista fue única; sin duda quedará como un recuerdo inolvidable en la memoria de los asistentes

Macaco presenta un espectáculo mucho más personal de lo que acostumbra, y eso hizo que el público estuviera de su lado nada más entonar los primeros versos del concierto.

Abrió sesión con dos temas de su nuevo disco, Vuélame el Corazón, continuando con clásicos de su repertorio como Moving o Volar; pasando por otros temas como Quiéreme Bien o Afro.

El concierto dejó momentos para el recuerdo, de los cuales destaca su interpretación de Ovejas Negra, una canción que alude a las diferencias que existen entre todos los seres humanos; interpretación que quiso acompañar con la lectura de una carta promovida por grupos LGBTIQ+. Una acción que consiguió hacer reflexionar y encogió el corazón a los presentes.

También hubo momentos para la improvisación, algo que caracteriza los conciertos del artista. Al menos 10 minutos de música libre que nos regalaron Tirta (guitarrista), Adri (teclista) y Dídac (percusionista); además de un momento de improvisación vocal por parte de Macaco.

La intimidad del concierto dejó apreciar la gran capacidad vocal de Macaco. Una actuación que dejó claro el gran potencial del artista y sorprendió al público, demostrando que oírle cantar en un auditorio es una experiencia única.

Su comienzo de gira en Sevilla fue un espectáculo a la altura de un cantante de gran talento como Macaco; sin duda una gira mágica que no debería perderse ninguna persona.

Por Daniel Chamizo García

Buenas historias existen hasta en la nada así que porqué no intentar buscarlas. https://twitter.com/chamiwuinqui https://www.instagram.com/chamizo_garcia/

Deja un comentario