Villadangos de Páramo: Denegación de la exhumación de más de 70 personas

Villadangos del Páramo es un municipio de unos 800 habitantes de la provincia de León. Durante el proceso de recuperación de la memoria histórica, el alcalde ha decidido consultar a los vecinos si autorizar o no la exhumación de las víctimas de la Guerra Civil que supuestamente fueron enterradas en una fosa común del cementerio.

En un concejo abierto celebrado en la noche del viernes pasado se ha denegado a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), por 22 votos en contra frente a 12 votos de aprobación y dos abstenciones, la autorización para la búsqueda de más de 70 personas que fueron víctimas de la Guerra Civil en 1936.

De entre los testimonios que se han recogido en el pueblo cabe destacar que entre septiembre y noviembre de 1936, las sacas que se produjeron desde el campo de concentración de San Marcos, en la ciudad de León, eran llevadas a fusilar por las cercanías de la carretera N-120. A medida que iban siendo ejecutados, los cuerpos quedaban allí tirados, pero el párroco Manuel García Aria junto a algunos vecinos, recogieron los cuerpos y entre todos se ocuparon de trasladar en un carro y enterrarlos en el cementerio

El pueblo se dedicó a escribir un acta de defunción de cada uno de los fallecidos. Ninguno de los ejecutados de Villadangos era de allí según un informe que redactó el alcalde en 2020 en el que explicaba que los viadangueses jamás vivieron “enfrentamiento alguno por motivos políticos” ni “actos de violencia”. 

Villadangos del Páramo celebraba este concejo, “dada la importancia del tema y las sensibilidades que provoca”, explicaba el presidente de la Junta Vecinal y propietaria del cementerio, José Sarmiento. El alcalde aseguraba que el debate no era sobre si se deben exhumar los restos o no, sino sobre si se autorizaba el proyecto de ARMH.

Exhumación de las fosas comunes

La votación fue polémica porque cuestionaron si se podía o no votar algo tan fundamental como el derecho a la búsqueda de los seres queridos fusilados durante la Guerra Civil y el franquismo.

En la votación participaron 36 vecinos para autorizar la búsqueda. El debate duró una hora y media para finalmente poner la urna tras una confusión final donde no estaba claro si se iba a votar o no. Finalmente, optaron por vetar la excavación.

Un grupo de vecinos lanzó todo tipo de declaraciones confusas sobre las labores de la exhumación, sacando a colación el habitual argumento de las “subvenciones”, que la ARMH no recibe por decisión propia, o incluso comentarios del tipo “si llevan 80 años ahí, qué más les da estar otros 20”. También hubo vecinos que defendieron la búsqueda. “Hay familiares detrás que buscan a sus antepasados, eso también hay que mirarlo”, dijo una vecina explicando su experiencia. 

Finalmente 22 votos negaron la posibilidad de buscar a las víctimas del franquismo, causando dolor en los familiares de las víctimas.

Concejo de votación en Villadangos del Páramo

Los familiares de las víctimas han seguido a distancia y con preocupación el resultado de los votos de los 36 vecinos del pueblo que depositaron su papeleta en la urna.

El Ayuntamiento de Villadangos del Páramo puso dos condiciones parala autorización de las excavaciones: el consentimiento de la Junta Vecinal de Villadangos como propietaria del cementerio y el cumplimiento de las licencias municipales de obras para llevar a cabo las exhumaciones.

Por otra parte, la periodista Olga Rodríguez, bisnieta de una de las víctimas, explica que han podido documentar el traslado de los fusilados hasta el cementerio porque en su momento se hicieron fichas sobre la causa de muerte y recopilando los testimonios de testigos. Además, en Twitter ha seguido publicando noticias acerca de la noticia.

No obstante, a finales de 2020 el Gobierno derivó a la Federación Española de Municipios y Provincias ayudas financieras para la búsqueda e investigación de fosas comunes. El Ayuntamiento de Villadangos no ha solicitado esta ayuda: fuentes de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática aseguran que el Ayuntamiento de Villadangos no solicitó esa ayuda y que el alcalde no ha sido asesorado por el secretario de Estado: “En ningún momento ha hablado con él, ni se ha puesto en contacto telefónicamente”. Añaden que “no es aceptable, de ninguna manera, escudarse en una asesoría falsa para añadir argumentos a la negativa de dar vía libre a lo que tiene que cumplirse por ley”.

Las leyes que aplican en este caso y que serían superiores a cualquier decisión municipal son la Ley de la Memoria Histórica y Democrática de Castilla y León, que indica que la Administración facilitará la indagación, localización e identificación de las víctimas y la ley estatal de Memoria Histórica de 2007.

La ARMH ha anunciado que presentará una queja ante la autoridad competente de la Junta de Castilla y León y una denuncia por prevaricación administrativa contra el Ayuntamiento ante la Fiscalía por el incumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s